La caja de Pandora del impuesto al hospedaje

Entre las tantas historias de ineficacia política del gobierno de Veracruz, hay una más que se está cocinando y que revela hasta dónde puede llegar el mal manejo del impuesto al hospedaje.

Resulta que en los últimos años, ese dos por ciento que se cobra allí sobre la tarifa hotelera ha ido a parar a quién sabe dónde; aunque, de forma paralela, la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC) se ha endeudado.

Confiada en que recibiría dichos fondos, la OVC fue adquiriendo deudas con proveedores y hoy en día debe 70 millones de pesos, cuando la cifra que se recauda anualmente a través del impuesto es de 40 millones.

En otras palabras, ya casi debe dos años de impuesto, situación que ha ocurrido ante la total indiferencia de Harry Grappa, secretario de Turismo de Veracruz, quien tiene fama de haber generado buenos negocios en esta administración, fundamentalmente para sus propias compañías.

Así es que los empresarios turísticos montaron en cólera, promovieron amparos en contra del cobro del impuesto y el Congreso del estado recientemente lo eliminó.

El resultado recuerda el juego de pirinola, cuando aparece la frase “todos pierden”, pues ahora Veracruz ya no tiene esos recursos que pudieron ser invertidos en la promoción y crecimiento del turismo.

Ésta es una de las historias con las que se ha encontrado Francisco Madrid, director de la Facultad de Turismo de la Universidad Anáhuac, quien está recabando información en torno a este tema que demuestra cómo una buena idea se puede convertir en un rompecabezas.

Él lanzó la propuesta, durante el pasado congreso del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), de promulgar una ley de promoción turística para encontrar los incentivos correctos que lleven al uso eficaz del impuesto al hospedaje.

En su investigación, destaca el hecho de que, en la actualidad, la suma de estos impuestos en el país alcanza la bonita cifra de dos mil millones de pesos al año.

La tasa promedio en México es de 2.6%, ya que en algunos estados cobran 3%, en otros 2% y no se cobra en Tamaulipas y Puebla, entidades a las que ahora se sumará Veracruz.

Además, la recaudación es mínima en Coahuila, Durango e Hidalgo, según la información que recabó Madrid en documentos oficiales de las 32 entidades de México.

Los estados que más dinero recaudan son Quintana Roo, con 642 millones; Distrito Federal, con 278 millones; Baja California Sur, con 147 millones; Jalisco, con 130 millones; Nayarit, con 91 millones, y Guerrero, con 78 millones. Se trata de seis entidades de la República que captan, en su conjunto, mil 366 millones de pesos; esto es, alrededor de 68% de la suma total.

¿Cómo lograr que estos fondos apoyen el círculo virtuoso de crecimiento del turismo en donde más viajeros generen más ingresos para todos?

La respuesta no es fácil de contestar y Madrid tiene la idea de que sería importante diseñar una serie de incentivos, para que no sucedan otras historias desastrosas como la de Veracruz.

Fuente: http://www.dineroenimagen.com/2015-10-29/63775 


Escribir comentario

Comentarios: 0